Desintoxicación Post-Vacacional con Fitoterapia

Estamos a punto de acabar el verano, lo hemos disfrutado a tope: playa, montaña, chiringuitos, restaurantes, cervecitas, paellas…¡Genial! pero ¿y ahora qué? a nivel emocional ha sido una delicia pero en nuestro cuerpo quedan las secuelas de este festín en forma de toxicidad que se representa por esos kilos de más que hemos cogido ¿y qué hacemos?, pues es buen momento para desintoxicarnos, estamos a punto de entrar en Otoño, la energía comenzara su viaje al interior y con ello se llevara, también a nuestras profundidades internas esos kilos de más, que además seguramente se juntaran con los del festín de las Navidades y cuando la energía quiera volver a salir, allá por la próxima Primavera, hay amigo! tendrá que arrastras todas esas toxinas que las teníamos guardadas y el trabajo será mucho más pesado, nunca mejor dicho, y aparecerá la consabida Astenia Primaveral, donde el cansancio nos hará mella y suplicaremos por que las vacaciones lleguen ya! y si encima nos bombardean (que lo harán) con la “operación bikini” el grado de frustración podrá llegar a su máximo esplendor, así pues, ¿porque no ser previsores y comenzar ahora que la energía esta en momento de cambio y aligerar lo máximo esa carga pesada de las toxinas?

Para ello os propongo una forma sencilla de desintoxicación mediante la fitoterapia, se trataría de usar cuatro magnificas plantas, que juntamente con unas pequeñas pautas más podremos aligerarnos de la carga que soportamos, se trata de las siguientes plantas:

Diente de León, planta por todos conocida, es hepatoprotectora, ayudando en el aumento de la secreción de la Bilis, aumenta el metabolismo, ayuda al apetito, prepara las vías y órganos excretores para que realicen mejor su función

Ortiga verde, depura la sangre, ayuda en la circulación, ayuda en la digestión, es diurética y anti anémica.

Cola de Caballo, es la gran diurética, nos ayudara a eliminar el exceso de líquido intoxicado del tejido conjuntivo, además nos aportara Silicio que ayudara entre otras cosas a fijar mejor el Calcio en los huesos.

Abedul, es un gran protector de los Riñones, es antiinflamatorio y depurativo de la sangre.

Procederíamos de la siguente manera:

1ª Semana: con Diente de León  haremos una infusión de 1/2 litro que iríamos tomando a lo largo  del día durante la semana.

2ª Semana: mismo procedimiento que con la Ortiga Verde

3ª Semana: trabajaremos con la Cola de Caballo

4ª Semana y  última con el Abedul.

Así pues se trataría de un mes de desintoxicación, en cual además ayudaríamos al cuerpo con la ingesta de agua abundante (1,5 litros aprox. diarios), la eliminación de alimentos como el café, los refrescos, el alcohol, el azúcar refinado, disminuir al máximo, y si se desea eliminar, los productos de origen animal, pero sobre todo las carnes rojas y los embutidos; aumentaríamos la ingesta de frutas y verduras de temporada, los cereales refinados los cambiaríamos por integrales al igual que la pasta, así con todo ello lograremos una gran desintoxicación que nuestro cuerpo y nosotros mismos agradeceremos a la larga.

Por último señalar que en caso de patologías fuertes, diabetes, cardiopatías, hepatopatías, nefropatías etc…

Antes de realizar un esfuerzo como este, es recomendable consultar con nuestro médico de cabecera o de referencia, ya que el “trabajo” que realizaran los órganos internos, sobre todo los excretores (hígado, riñones…) será bastante fuerte.

Axier Azcona Mendoza
1965 Teràpies
axier@1965terapies.es
Naturopata, Terapeuta en Masaje Tailandés y Drenaje Linfático. Instructor de Qigong. Aromaterapeuta.
Publicada en Bienestar
Tarjetas ,