Aromaterapia para la Fibromialgia

SINERGIA EN LOS ACEITES VEGETALES

La fibromialgia es una enfermedad que tal como indicaban mis compañeros en sus artículos “REFLEXOLOGIA PODAL PARA LA FIBROMIALGIA” y “APROXIMACION A LA FIBROMIALGIA DESDE LA MEDICINA CHINA”, de origen desconocido, caracterizada por dolor, inflamación e hipersensibilidad en gran parte del cuerpo y con difícil tratamiento farmacológico.

Hace unos días apareció un artículo de la Universidad de Sevilla en el que indicaban:

Patentan el uso del aceite de cáñamo para prevenir y tratar la fibromialgia

09/11/2015

El aceite de Cannabis sativa L., administrado como fármaco o como suplemento alimentario, ha demostrado en ratones su eficacia frente a síntomas asociados a la fibromialgia como el dolor neuropático, la ansiedad, la depresión y la inflamación. Los investigadores buscan una empresa farmacéutica o alimentaria que esté interesada en la explotación comercial de estos resultados obtenidos con el aceite de Cáñamo.

A parte de éste, podemos hablar de otros aceites como:

  • Aceite Vegetal de Sésamo:   Gran antiinflamatorio. Sus ácidos grasos, linoleico y oleico ayudan a reducir la incidencia de los procesos inflamatorios que causan dolor, por lo cual es recomendado para quienes sufren de artrosis, artritis, calambres musculares, esguinces, tendinitis, etc. Se puede ingerir o utilizar de forma externa aplicándolo en la zona de dolor con masaje. Destacar también sus propiedades relajantes en fatiga nerviosa, ansiedad, insomnio y otros problemas nerviosos.
  • Aceite Vegetal de Pepita de Uva: Con propiedades para resolver inflamaciones e infecciones. Ayuda si sufrimos de artritis, artrosis, dermatitis, problemas de piel, sinusitis, colitis, gastritis, infección de orina, y la gran mayoría de inflamaciones que se puedan presentar.
  • Oleato de Árnica: muy rico en principios activos analgésicos y antinflamatorios, aliviando el dolor.
  • Aceite esencial de Eucalipto Limonado: Potente antinflamatorio y antálgico.
  • Aceite esencial de Goulteria: Antiinflamatorio, antirreumático, antálgico y antiespasmódico.

Los aceites entre si actúan en sinergia, incrementando su acción al aplicarse conjuntamente. Es por ello que si realizamos una formula equilibrada utilizando los seis aceites referenciados se pueden combatir los efectos asociados a esta enfermedad, consiguiendo menos dolor, menos alteraciones psicomotrices y cognitivas, procesos inflamatorios y brotes, relajando y reduciendo la fatiga nerviosa, todo ello sin perjudicar el resto de nuestro organismo.

Pilar Gil Hernández
1965 Teràpies
pilar@1965terapies.es
Aromaterapeuta, Naturopata, Masaje Neurosedande RAT, Ayurvédico, Maestría de Reiki, Instructora de Taichi
Publicada en Bienestar
Tarjetas