Aproximación a la Fibromialgia desde la Medicina Tradicional China

La Fibromialgia es una enfermedad crónica que afecta entre un 2 a un 5% de la población de distintos países. Es de origen desconocido, se caracteriza por la presencia de dolores musculo-esqueléticos y hipersensibilidad en múltiples puntos. Cursa con una amplia variedad de síntomas, entre los más frecuentes: fatiga persistente, sueño no reparador, rigidez generalizada, ansiedad,…

Desde un punto médico se tiende a homogeneizar a todas las personas con estos síntomas.   La Medicina Tradicional China (MTC), no trata enfermedades, sino personas. Diferentes personas pueden padecer de síntomas y síndromes distintos, producidos por causas distintas. Por lo que requieran un abordaje particular y un tratamiento personalizado y específico.

La MTC conceptualmente se basa en el equilibrio: emocional, físico y energético del cuerpo, cuando se altera sostenidamente, el propio cuerpo intenta corregirlo, desencadenando una serie de recursos, que conocemos como enfermedad.

Una vez observados los factores que producen el desequilibrio, se buscara el modo más adecuado de restablecerlo, ello se realizara a través de los mecanismos tradicionales de la MTC, como la acupuntura, con y sin agujas (en la actualidad se utilizan alternativas a las agujas como: el láser, la aplicación sobre determinados puntos y zonas de cristales de cuarzo con determinadas frecuencias programadas (RBE), o (Stipers) pequeños apósitos esponjosos de silicio cristalizado, así como imanes con distintas cargas), la moxibustión (Emplea la raíz prensada de la artemisa, que al quemarse produce calor y promueve la circulación energética. Se emplea en conos, enrollada en forma de puros y (Rayonki) dispositivos que permiten transmitir el calor a la piel sin causar molestias ni quemaduras).

También se emplearan técnicas de masaje y movilización como: Tuina, Gua-Sha, An-Mo. En función de los síntomas y síndromes, se prescribirá fórmulas de fitoterapia según el criterio de la MTC. No menos importante, son las rutinas de ejercicios específicos, que se enseñan, para ayudar a la recuperación diaria (QiGong).

Resumiendo, la MTC considera que cada persona vive en equilibrio hasta que este se rompe y sobreviene la enfermedad, lo importante es determinar de qué naturaleza es y corregirlo, por ello, personas distintas pueden tener parecidos síntomas pero con causas y tratamientos distintos.

Se tratará la causa de la perdida de equilibrio, pero también se realizará un tratamiento sintomático para conseguir mayor calidad de vida:

  • Eliminar o reducir el dolor
  • Tratar la fatiga
  • Mejorar el estado de ánimo
  • Regular el sueño
  • Rebajar la ansiedad

 

Por último, se hará especial hincapié en reforzar los mecanismos de regulación y defensa del organismo, con unas sesiones de refuerzo y prevención, que eviten la recaída:

  • Evitar los factores patógenos: En MTC, se considera como elementos patógenos el frio, la humedad y el viento en exceso. También se tendrá en cuenta la alimentación, procurando que está sea lo más natural, evitando alimentos procesados o aquellos que puedan perjudicar. Y por último se intentará dotar de herramientas para gestionar, ciertas emociones como la ira, cólera o frustraciones, que puedan alterar la armonía de la persona.
  • Reforzar los mecanismos de regulación y defensa del organismo, que permiten compensar cualquier desequilibrio causado por factores patógenos.
Jaume Porta Vidal
1965 Teràpies
jaume@1965terapies.es
Graduado en Medicina Tradicional China, Terapeuta Shiatsu, Yuki, Qigong terapéutico y RBE, Aromaterapeuta, Kinesiólogo, Instructor de Taichi y Qigong, Reset ATM Certified,Masaje Ayurvédico,Maestría de Reiki
Publicada en Bienestar
Tarjetas , ,